ENVÍOS GRATIS EN COMPRAS DE $1,000 PESOS O MÁS

¿Por qué tu cabello se cae más en otoño y qué puedes hacer al respecto?

Posted on by Juan Pablo Saldaña

 

Por mucho que apreciemos el invierno frío por el café caliente de la mañana y la brisa vigorizante, no podemos ignorar el conjunto de problemas de belleza que lo acompañan. Uno de las mayores pesadillas que sufren la mayoría de las personas durante los fríos meses de invierno es la caída del cabello.

Si bien la caída de cabello forma parte de un proceso natural, en esta época del año los cabellos parecen desprenderse con más facilidad. ¿Qué es lo que provoca esta caída del cabello estacional?, ¿Cuándo deja de ser normal para convertirse en un problema a tratar?, ¿Es la pérdida de cabello estacional una ocurrencia común durante los fríos meses de invierno? Conozcamos las causas detrás de este extraño evento y cómo prevenirlo.


¿Realmente existe la caída estacional?

Un estudio de la Asociación Británica de Dermatólogos examinó la correlación entre la caída del cabello y las estaciones. Según el estudio, la pérdida de cabello se produce principalmente en verano y otoño. Esto ocurre en gran medida por los cambios ambientales. Nos hemos expuesto mucho al sol en verano, cambiamos a una estación donde hace más frío y hay menos horas de luz, que de un modo u otro afectan a la producción hormonal de nuestro cuerpo.

Factores como el estrés provocado por la vuelta a la rutina tras las vacaciones y, en muchos casos, a una alimentación bastante cuestionable que pueden afectar a nuestra salud capilar.

Otro estudio también informó que cuando pasamos de finales de otoño a principios de invierno, nuestro cabello pasa por una fase de caída. Esto sucede porque, en invierno, el aire seco absorbe toda la humedad del cuero cabelludo y lo seca. Un cuero cabelludo seco resultará en roturas. Las personas con cabello fino pueden experimentar más pérdida de cabello durante los inviernos. Por lo tanto, deben tener mucho cuidado con la caída del cabello. El invierno puede hacer que tu cabello se vea más plano, seco y sin vida por lo que debes prestar más atención a tu cabello que nunca.

En definitiva, una serie de situaciones que provocan que el cabello reciba menos nutrientes y entre en la fase de caída. Si esto lo unimos a la caída normal del cabello, hace que sea más abundante en esta época del año.


¿El cabello que cae se recupera?

No todas las pérdidas de cabello son iguales, por eso es importante determinar su origen. Entre los tipos de caída más frecuentes, destaca la alopecia androgenética, que responde a factores genéticos o hereditarios con predisposición a la calvicie. Aunque los tratamientos pueden ralentizar la pérdida de cabello, este tipo de pérdida es irreversible y, contra toda creencia, afecta a todos por igual. La diferencia es que, en el caso de las mujeres, el pelo se va afinando y la calvicie no llega a ser tan intensa.

La caída de pelo estacional, o por causas como el estrés, el embarazo o alguna enfermedad, entraría en la categoría de efluvio telógeno. Se trata de una alteración del ciclo de crecimiento del cabello que desencadena una caída brusca, pero reversible. De acuerdo con expertos de la Academia Española de Dermatología y Venereología afirman que todos los cabellos que caen en otoño se recuperan y reaparecerán al cabo de tres o cuatro meses tanto si tomamos suplementos de vitaminas.

Un poco de pérdida de cabello es normal, pero si nota que está perdiendo más cabello en los meses más fríos, no hay porque desesperarse, lo más probable es que el cabello que perdiste vuelva en el futuro. Así mismo debemos preocuparnos cuando la caída sea excesiva y se mantenga en el tiempo, aun haciendo cambios en el estilo de vida. Si transcurrido ese breve período, notamos el cuero cabelludo más claro o el pelo más fino y débil, lo mejor es acudir a un tricólogo para un diagnóstico exhaustivo.


¿Cómo prevenir la caída del cabello estacional?

Como ya vimos, si llegamos a notar algunos mechones adicionales en nuestro cepillo para el cabello, no significa que estemos al borde de la calvicie. Al igual que tu piel, tu cabello también está cambiando. Sin embargo, la pérdida de cabello estacional puede aparecer en cualquier momento, incluso si nunca antes se ha visto afectado.

Si deseas prevenir la caída del cabello estacional o mitigar sus efectos, aquí tienes algunos consejos que pueden ayudarte.

El cepillado diario no incrementa la caída, al contrario.

Todos esos cabellos que se acumulan en el cepillo de una sencilla pasada son pelos en fase de renovación, que ya no están anclados a la raíz. El cepillado diario elimina el pelo que se ha desprendido, pero ha quedado retenido entre las demás fibras, y ayuda a sanear. De esta forma eliminamos impurezas, al mismo tiempo que estimulamos la circulación sanguínea, favoreciendo que lleguen más nutrientes a la raíz.

Evita las duchas calientes

Lavarse el cabello con agua caliente durante demasiado tiempo puede resecarlo y encresparlo, lo que puede provocar daños irreversibles en el cabello. Por lo tanto, está bien tomar una ducha caliente, pero solo durante 10 minutos.

Disfruta de un acondicionamiento profundo

Acondicionar tu cabello es vital para reponer la humedad de tu cuero cabelludo y prevenir la caída del cabello estacional. Ayudará a mantener la textura del cabello durante la estación fría y te ayudará a combatir los efectos de los productos de calefacción y los vientos fríos del invierno.

Seca tu cabello al aire

Deja que tu cabello se seque de forma natural en lugar de secarlo con secador. Secar el cabello con secador provoca la rotura del cabello y absorbe toda la humedad. Sin embargo, debes evitar salir con el cabello mojado, ya que el aire seco del invierno hará que tu cabello se seque y se rompa.

La importancia de la alimentación

El cabello también es un reflejo de nuestra alimentación y la falta de nutrientes puede debilitar la fibra capilar y favorecer la caída. Estudios recientes publicados en International Journal of Trichology, señalan la importancia de ciertas vitaminas y minerales en el buen desarrollo del cabello: la vitamina D, que activa las células madre del folículo piloso; la vitamina C, que favorece la producción de colágeno, o la vitamina E, uno de los antioxidantes que estimulan y fortalecen el crecimiento del cabello.

En esta dieta anticaída, hay dos nutrientes que se han vuelto muy populares, hasta el punto de convertirse en un reclamo en los tratamientos anticaída. Por un lado, el zinc, que ayuda a equilibrar los niveles hormonales, interviene en la producción de ADN y ARN y fortalece la fibra capilar. Según los estudios, la falta de zinc puede deteriorar la estructura de la proteína que compone el folículo piloso, provocando su caída.

Por otro lado, la biotina, una coenzima que interviene en el metabolismo de los nutrientes y favorece el crecimiento de los tejidos de rápida reproducción, de ahí su popularidad en los tratamientos de fortalecimiento del pelo y las uñas. La biotina favorece la llegada de los nutrientes a la raíz capilar, dotando al cabello de más fuerza y elasticidad.


Reduce y previene la caída estacional

Ayuda a reducir la velocidad adoptando algunos hábitos diarios sencillos. Empieza por prestar atención al cuidado del cabello que usa. Opta por productos capilares como Revita Shampooo que sean suaves para el cabello y el cuero cabelludo.

Y, lo más importante, presta más atención a su dieta. Las vitaminas y los minerales juegan un papel fundamental en el mantenimiento de un ciclo capilar normal, especialmente en lo que respecta a la renovación de las células de la matriz del bulbo piloso, que se dividen rápidamente.

Lo óptimo debería ser un tratamiento combinado. Hay que tener en cuenta que la caída capilar suele estar provocada por desequilibrios nutricionales y hormonales, por lo que un aporte de nutrientes desde el interior es una buena ayuda. Además, el tratamiento externo refuerza la acción del tratamiento oral, luchando contra los factores ambientales que pueden dañar la fibra capilar. Una doble ayuda para prevenir la caída capilar y mejorar el estado de nuestro cabello. Porque no hay mejor cura para la autoestima que una melena sana y brillante.

La fórmula patentada de Revita Tabletas contiene más de 10 ingredientes activos, entre los que se encuentran el zinc, que contribuye a la síntesis de proteínas y ayuda a proteger el cabello contra el daño oxidativo, la biotina que convierte los nutrientes en energía y contribuye al correcto crecimiento de un cabello fuerte, la queratina que proporciona fuerza y mejora la flexibilidad del cabello y el hierro que proporciona oxígeno a la raíz del cabello y ayuda a reducir su caída.

main_image


TU CARRITO